Saltar al contenido.

Cinco años del mito

14 marzo 2009
tags: , ,

Hace pocos días se cumplieron cinco años de la muerte en trágicas circunstancias del genial ciclista italiano Marco Pantani.

Más allá de las acusaciones de dopaje, Il Pirata nos dejó con el recuerdo de ser un escalador de los de antes, de esos que no se guardan nada, de esos que atacan a falta de dos puertos sin pensar en lo que puedan hacer sus rivales.

Su irrupción en el panorama internacional se produjo en el Giro del año 1994, dondé se llevó dos etapas y acabó en segunda posición, sólo superado por Eugeni Berzin, y por delante de Miguel Induraín.

Al año siguiente volvió a tener buenas actuaciones, pero un atropello le dejó en el dique hasta mediados de 1996.

Un año más tarde, volvió a reverdecer laureles repitiendo podio en el Tour, pero fue en 1998 donde destapó el tarro de las esencias, que le sirvió para conseguir el doblete Giro – Tour. Tuvo como rivales a Tonkov y a Zulle, pero estos no pudieron hacer frente al endiablado ritmo de Pantani en las cumbres italianas.

En el Tour de Francia tuvo que luchar frente a frente con Jan Ullrich, pero las victorias en Plateau de Beille y en Les Deux Alps, donde obtuvo más de siete minutos de renta, hicieron imposible cualquier atisbo de acercarse al liderato por parte del alemán.

Cuando todo parecía preparado para confirmar su hegemonía en el ciclismo mundial, unos niveles de hematocrito superiores a lo permitido le obligaron  abandonar el Giro del 99 siendo lider y habiendo ganado cuatro etapas. Esto supuso un antes y un después en su carrera.

Bajo la sospecha de haber consumido EPO, volvió de nuevo al Tour 2000, protagonizando un bonito duelo con Amstrong en la ascensión al Mont Ventoux, y llevándose dos victorias de etapa. Pero su carrera ya no volvería a ser la misma.

Nuevos cargos de dopaje (algunos desechados y otros no) terminaron de poner la puntilla a la carrera de uno de los ciclistas más espectaculares de la historia.

En nuestra retina quedarán aquellos demarrajes imposibles que hacían vibrar a todos los buenos aficcionados al ciclismo de verdad.

Grazie, Marco

Anuncios
One Comment leave one →
  1. josecesarperales permalink
    14 marzo 2009 5:02 pm

    Bonito post Charly. Un detallazo recordar a los grandes cuando eran realmente grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: